¿Son todos los peelings iguales?

Peeling facialEl otoño es un buen momento para realizar un buen peeling. Pero seguro que tienes muchas preguntas: ¿qué beneficios tiene un peeling? ¿qué peeling es mejor para mi piel? ¿cómo escoger el tipo de peeling?¿puedo hacerlo yo o mejor un profesional? Vamos por partes.

¿Qué es un peeling?

La palabra “peeling” viene de “pelar” en inglés y en el contexto cosmético lo podemos traducir por “quitar capas de piel”. En español la palabra más adecuada sería “descamar” o “exfoliar” (dividir o separar una cosa en escamas o láminas). El objetivo de un peeling es afinar la piel haciendo que pierda más o menos capas de células muertas según su intensidad, con lo que la dejamos más fina, más transparente,  más viva, más luminosa y con menos manchas, porque con las capas muertas también nos llevamos la carga de melanina que está acumulada en superficie. Pero también dejará la piel desprovista de parte de su protección, con lo que quedará más expuesta a las agresiones del sol, del viento, del frío o de la sequedad.

Los diferentes tipos de peelings

Deberíamos de hacer primero dos grandes grupos: los peelings cosméticos a base de mascarillas, geles o cremas y los peelings a partir de aparatología. Comencemos por los primeros.

A. Los Peelings Cosméticos:

  • Peeling mecánico a base de gránulos: éstos pueden ser más o menos abrasivos y sueltan las células muertas por “frotación”. Hasta hace poco eran los más comunes de uso a domicilio. Debemos de tener cuidado, porque una aplicación demasiado brusca puede hacer que la piel se haga poco a poco más sensible. Yo, en general, no los recomiendo, porque normalmente no los utilizamos correctamente y pensamos que cuanto más potente sea el masaje, mejor el resultado…
  • Peeling gommage: es también un tipo de peeling mecánico, pero en este caso no hay gránulos. El peeling actúa cuando el producto se aplica como una mascarilla y se seca quedándose “pegado” a la piel. Cuando lo retiramos, despegándolo de la piel con movimientos suaves, el producto se lleva consigo las células muertas. Si se sabe trabajar es uno de los peelings más activos y más suaves al mismo tiempo; lo podemos aplicar sobre todo tipo de pieles. En Esthederm contamos con la Mascarilla Goma que no sólo se lleva las células muertas sino que también aclara la piel, porque absorbe el exceso de melanina de la superficie de la piel. Es tan suave que podemos usarlo hasta 3 veces a la semana (pieles sensibles, una vez a la semana).
  • Peeling enzimático: a base de enzimas que debilitan la unión entre las células superficiales de la piel y aceleran su descamación. Es un peeling muy suave e ideal para pieles sensibles. Estas enzimas suelen provenir de frutas como la papaya (papaína) y la piña (bromelina). Para que actúen debemos de dejar el producto en reposo sobre la piel, por eso en general el tratamiento viene en forma de mascarilla. Si quieres estar segura de que es un peeling puramente enzimático, asegúrate que no contiene gránulos abrasivos ni ácidos.
  • Peeling a base de ácidos, también llamados peelings químicos: en este grupo es dónde encontraremos los peelings más intensos y profundos. Los médicos estéticos utilizan mucho estas moléculas para descamar la piel. También hay muchos productos cosméticos que contienen ácidos para una exfoliación continua. Hay muchos tipos de ácidos (glicólico, láctico, mandélico, cítrico, salicílico… ) y pueden utilizarse a diferentes concentraciones, aislados o combinados y con diferentes pH (más o menos ácidos) según el objetivo buscado (manchas oscuras, arrugas, estrías, acné…) y según el tipo de piel. A mi me parece una buena opción si es utilizado por buenas manos, pero tenemos que tener en cuenta dos cosas:
    1. Un peeling puede ser muy agresivo para la piel, sobre todo si no se adapta al tipo de piel, no se realiza en el momento correcto o no se trata correctamente la piel antes y después.
    2. Un peeling sólo nos aportará un resultado de superficie: difumina arrugas, reduce manchas, cierra poros… Pero las células que provocan estos problemas están más en profundidad y si no las tratamos antes y después del peeling, el problema volverá bastante rápido.

El tema de los ácidos es muy extenso, así que prepararé otro artículo más centrado en ellos más adelante. Si tienes preguntas ahora, puedes escribirme.

B. Los Peelings a base de aparatología: 

Hay aparatos utilizados tanto en los centros de estética como en los médicos (éstos normalmente más potentes) que provocan una exfoliación cutánea como el peeling de ultrasonidos, la dermabrasión a base de punta de diamante, con arena, con microcristales o el láser y la luz pulsada. Los efectos son similares a los peelings cosméticos, más o menos intensos, según el aparato y la potencia utilizada.

Como en el caso de los peelings, es importante que el aparato sea utilizado por manos expertas, con un gran conocimiento de la piel y de la acción de la aparatología en cuestión, para evitar afinar en exceso la piel y provocar irritaciones innecesarias.

Últimamente han aparecido aparatos de peeling para utilización a domicilio. Aunque estas versiones deben de ser “seguras” ya que están en manos del consumidor final, debemos de extremar las precauciones para no hacernos daño con ellos. Yo prefiero recomendar acudir a un buen profesional.

Precauciones después de un peeling

Los peelings mecánicos o enzimáticos a domicilio bien utilizados no requieren una precaución especial. En el caso de los peelings químicos, así como los realizados con aparatología, es esencial utilizar una buena protección durante 3 a 4 semanas después de realizar el peeling. Si el peeling se ha aplicado para disminuir las manchas oscuras, yo recomiendo siempre Photo Reverse de Esthederm, porque además de proteger de una forma óptima bajo cualquier tipo de sol, también inhibe la producción de melanina de una forma muy eficaz. Así evitarás el temido “efecto rebote”  (más manchas oscuras a los pocos de meses de haberte realizado un peeling de efecto inmediato espectacular).

Y ya sabes, cualquier duda que tengas estoy aquí para ayudarte. Soy Victoria. Escríbeme.

¿Qué es la celulitis y cómo tratarla?

 

¿Qué es la celulitis y cuáles son las causas? 

La celulitis, comúnmente llamada “piel de naranja”, corresponde a un aumento del número o del volumen de las células que acumulan la grasa, los adipocitos, asociado a una retención de agua -potenciada por una mala circulación sanguínea- y a una fibrosis en los estados más avanzados.

Todo comienza por un desequilibrio en el consumo y gasto de energía corporal: si comemos más de lo que gastamos, comenzamos a hacer “engordar” a nuestras células grasas que son las que almacenan el excedente (lo que comemos de más o no gastamos con suficiente ejercicio). Ese tejido graso es nuestra reserva energética. A él acudimos cuando quemamos los glúcidos disponibles y nos hace falta más energía, como cuando estamos corriendo más de 30 minutos, por ejemplo, o cuando hace mucho frío y tenemos que calentarnos.

¿Cómo se forma la celulitis y qué tipos de celulitis se crean?

El origen está en el aumento del tamaño del adipocito que recibe más grasa para acumular. Estas células están agrupadas entre sí -un poco como un racimo de uvas- y al crecer se asoman a la superficie de la piel y es lo que llamamos piel de naranja.

¿Nunca te has preguntado por qué casi ningún hombre tiene celulitis? Dicha estructura es diferente entre el hombre y la mujer. En el hombre las células grasas están dispuestas de forma oblicua con lo que no se ve piel de naranja aunque crezcan. En la mujer están dispuestos de forma vertical con lo que es más fácil que sean perceptibles cuando crecen.

Si sólo fuera grasa acumulada, sería más fácil de eliminar, pero en la celulitis este crecimiento de adipocitos se combina a una retención de agua en los tejidos. Cuando aumenta el tamaño del adipocito (¡hasta 27 veces!), éstos comprimen los vasos sanguíneos lo que genera una falta de oxigenación que provoca lesiones vasculares, inflamación y edema (retención de agua en los tejidos). Si la persona ya tiene un problema de circulación sanguínea por hábitos o genética, con un mal retorno venoso o una insuficiencia linfática, la disfunción edematosa será mayor y más fácil que se forme celulitis. Además, las mujeres tenemos más riesgo, porque nuestros desarreglos hormonales también influyen en esta permeabilidad capilar, aumentando la retención hídrica instersticial.

Exceso de grasa y retención de agua son los factores que desencadenan la celulitis en sus primeras fases. Según como sea el desarreglo puede ser una celulitis adiposa (el aumento de los adipocitos es más importante) o una celulitis acuosa o edematosa (el edema es más importante).  Pero si el problema no se trata, la celulitis avanza a una fase más difícil de tratar: la fibrosis que agrava la piel de naranja.

Cada grupo de adipocitos están rodeados de tejido conjuntivo o fibras. Cuando el tejido conjuntivo aumenta de forma anormal, hablamos de fibrosis. Ésta se produce por un fenómeno llamado glicación:  las fibras de colágeno se “pegan” entre sí y pierden su funcionalidad provocando flacidez o falta de elasticidad de los tejidos que se vuelven más rígidos. Esta fibrosis da lugar a la celulitis avanzada, la fibrosa, normalmente más difícil de eliminar por la gran rigidez de los tejidos. Esta fase de la celulitis se caracteriza porque duele cuando apretamos la zona y la piel tiene un aspecto apagado, muchas veces con flacidez.

¿Por qué aparece la celulitis?

La celulitis es un fenómeno multifactorial (grasa, agua, inflamación y fibras) y variará según el individuo. Cuantos más factores se junten en tu caso, más fácil será su aparición. Estos son algunos de ellos:

  • Tener mala circulación. Por ejemplo piernas cansadas o varices. Si fumas, agravas el problema.
  • Desequilibrios hormonales como la adolescencia, cuando es fácil que por el aumento de la celulitis se produzcan estrías, y la menopausia.
  • La mala alimentación con mucho alimento procesado y refinado, mucho café y poca verdura y fruta.
  • La falta de ejercicio o un ejercicio no adaptado, porque hay ciertos deportes que parece que favorecen la aparición de la celulitis. La natación es una muy buena opción.
  • Tu herencia genética: si tu madre o tus tías tienen celulitis, mejor comienza a cuidarte, porque es fácil que la desarrolles.

Y no tiene nada que ver que seas delgada. Si se unen estos factores puedes desarrollar celulitis muy localizada.

¿Dónde puede aparecer la celulitis? ¿Cómo puedo saber en qué fase estoy?

Las zonas donde es más fácil que aparezca son: piernas, glúteos, cara interna de las rodillas, abdomen, tripa e incluso en lo que se llama “joroba de bisonte”, la parte trasera del cuello.

Para saber en qué fase estás, lo ideal es que te dirijas a un buen centro de estética. Aquí puedes localizar centros especializados en Canarias. Pero puedes comenzar a hacer un primer diagnóstico:

  • Si sólo ves la piel de naranja cuando aprietas la piel o te sientas, estás en una fase inicial. Es el momento ideal para comenzar a tratarla, para evitar que avance. Con un buen tratamiento personalizado según el tipo de celulitis a domicilio será suficiente.
  • Si ves la piel de naranja sin apretar la piel,  ya estás en fase 2. Es importante que empieces a cuidarte, porque si no, te verás cada vez la piel en peor estado. Necesitarás un buen tratamiento personalizado según tu tipo de celulitis en casa y, mejor, si acudes a una buena profesional que dinamice el proceso en cabina.
  • Si además de ver la piel de naranja sin apretar, cuando aprietas duele, estás ya en fase 3. Si quieres ver tu piel bien seguramente necesitarás la ayuda de una profesional de la estética, incluso de un médico, para obtener un resultado correcto, además del tratamiento a domicilio.

¿Cómo tratar la celulitis?

Para combatir significativamente el aspecto de la celulitis de superficie, debemos de actuar de forma aislada o combinada según las necesidades:

– En la grasa: ralentizando el almacenaje y favoreciendo la liberación

– En el agua: favoreciendo el drenaje linfático de los tejidos.

– En la fibrosis: devolviendo la flexibilidad al tejido conjuntivo disminuyendo los fenómenos inflamatorios.

Las opciones de Tratamientos Corporales Esthederm son personalizadas y muy efectivas. Entre los activos encontramos no sólo la cafeína, sino la escina, la glaucina, la carnitina, la alchemilla, el olivo… Extractos muy puros de acción específica para tratar la grasa y el agua. Puedes fijarte en las fotos del inicio del post: tratamiento de 2 meses aplicando la Cura Intensiva Glauscina: un serum drenante que ayuda a eliminar el exceso de agua en los tejidos y una crema lipolítica que ayuda a “quemar” el exceso de grasa acumulada. ¡LOS RESULTADOS HABLAN POR SI SOLOS!  Pero si te has quedado con dudas, escríbeme. Soy Victoria

Tratar las manchas oscuras en otoño

manchas oscurasEl verano ha terminado, el moreno comienza a desparecer y tu piel se ve irregular. Puede que veas aparecer manchas oscuras en tu piel que antes no estaban o puede que veas reaparecer manchas oscuras antiguas.

¿Por qué salen manchas oscuras en la cara y en el cuerpo?

Hay muchas razones. Éstas son algunas:

  • Te has quedado embarazada y no te has protegido correctamente. Durante el embarazo las hormonas en tu cuerpo cambian y ellas son las responsables de que estés más sensible a que te salgan manchas. Y ese riesgo se alarga durante el periodo de lactancia, así que debes de ser muy responsable con tu protección específica. En Esthederm recomendamos la Crema de Tratamiento de las Intolerancias Solares que tiene la ventaja de ser un 2 en 1: crema de día y crema de playa o piscina.

Sigue leyendo

El aceite perfumado, el corazón del masaje oriental

SPA_PARIS_PLATEAU_OLFACTION_0948_2016_05

O CÓMO CONVERTIR UN MASAJE EN UN VIAJE SENSORIAL

En Europa pensamos en un masaje y pensamos en un dolor, en la solución a una contractura, en un momento de relajación para nuestro cuerpo y para nuestra mente. En Oriente el masaje va mucho más allá. Se trata de despertar los 5 sentidos: con texturas aterciopeladas, perfumes que te hacen viajar, músicas envolventes, infusiones dulces y ambientes sugerentes. Y en el corazón del masaje está el aceite perfumado o aromático.

¿Cómo deben de ser los aceites de masaje perfumados?

Sigue leyendo

Una mirada más JOVEN

OJOS

¿CÓMO MANTENER LA JUVENTUD DEL CONTORNO DEL OJO?

Un alma joven, a los 30, a los 40 o a los 50, tiene que tener ojos jóvenes. ¿Y qué hace nuestros ojos jóvenes?

Todas le solemos dar mucha importancia a las “patas de gallo” y con razón, porque, aunque denoten felicidad -cuanto más te ríes más arrugas-,  nos hacen los ojos más pequeños y por lo tanto mas “maduras”. Fíjate en el tamaño de los ojos de los bebés, parecen de dibujos animados…

Sigue leyendo

¿Sufres de couperose?

ROJECES, CALOR, INFLAMACIÓN, GRANITOS BLANCOS…

La couperose es una afección cutánea que se caracteriza por una piel roja principalmente en las mejillas y la nariz, pero también puede localizarse en la frente y la barbilla. Al inicio del problema la piel se pone roja por alguna causa (frío, viento, emoción, calor…) y vuelve paulatinamente a su color normal. Según va evolucionando la rojez se puede convertir en permanente y se acompaña de capilares dilatados, lo que es llamado couperose. Sigue leyendo