Ojos que lo dicen todo…

Patas de gallo, piel muy fina y frágil, ojeras, bolsas, sensibilidad, párpados que comienzan a caer, manchitas, piel apagada… En una zona muy pequeña de tu rostro se acumulan muchos signos de envejecimiento y/o cansancio. Sigue leyendo