¿Funcionan los tratamientos para las manchas oscuras? Capítulo I

Las manchas oscuras son un tema delicado, porque hay mucha confusión en torno a su tratamiento y los resultados que cabe esperar. Hace ya tiempo que las mujeres han dejado de esperar “milagros”, pero sigue habiendo mucha desinformación, a veces interesada, que hace que muchas mujeres hayan dejado de soñar con tratar las hiperpigmentaciones de su piel.

Para entender el problema de las manchas, cuáles son las posibles soluciones y hasta qué punto podremos esperar resultados y en qué porcentaje, debemos de hacer es entender qué es la mancha oscura, dónde se produce, por qué, qué células están implicadas y qué temas anexos influyen en mayor o menor medida (forma de vida, estado de salud, alimentación, edad…).

melanocito 2¿Qué es una mancha oscura de la piel? Podríamos decir que una mancha es un moreno descontrolado. ¿Por qué? Porque la causante de la melanina y del bronceado es la misma proteína: la melanina, una molécula de color más o menos oscuro según el fotototipo de la piel (marcado por su genética) producida por los melanocitos y que tiene como función proteger nuestras células del daño de los rayos ultravioletas absorbiéndolos. Cuando la piel tiene una función equilibrada todas los melanocitos de la piel producen una tasa similar de melanina, es decir la piel tiene un tono homogéneo.

Pero hay factores que hacen que ciertos melanocitos comiencen a fabricar un exceso de melanina, lo que comunmente llamamos mancha oscura. ¿Por qué pasa esto? Hay muchas razones: un exceso de sol acumulado durante años, la edad, un desequilibrio hormonal, ciertos medicamentos, una alergia al sol, el contacto con ciertos productos fotosensibilizantes…

¿Qué es lo que ocurre en estos casos? Que frente a una irradiación solar normal, dichos melanocitos producirán una tasa de melanina superior a sus “vecinos”, creando la clásica mancha. La melanina es producida y pasada a los queratinocitos que la acumularán en la superficie de la piel. Este es un punto esencial: la mancha se ve en superficie, pero es producida en profundidad, ya que los melanocitos se encuentran en la capa basal de la piel. Es lógico comprender, por lo tanto, que si sólo eliminamos la melanina que está en superficie (mediante peelings, microdermabrasión, ácidos…) sólo estaremos eliminando la acumulación superficial, pero no estaremos tratando el problema de raiz.

Por lo tanto, un tratamiento superficial nos dará un resultado inmediato muy atractivo, porque eliminará toda la melanina acumulada en los corneocitos (lo que nosotros vemos), pero para tratar de verdad el problema la única solución está en tratar el melanocito. Y este tratamiento debería de constar de dos etapas:

  1. Corregir su funcionamiento para hacerlo “normal”: reducir su producción de melanina para que se equipare con sus vecinos “sanos”.
  2. Adaptar dichos melanocitos al sol para evitar que vuelvan a reaccionar frente a la mínima exposición solar.

Corregir el metabolismo del melanocito es más o menos simple si se utilizan principios activos correctos y en correcta concentración. Se trata de inhibir sus funciones a la hora de producir melanina. Es decir, bloquear el sistema enzimático que permite que el melanocito fabrique melanina a partir de la fenilalanina (un aminoácido esencial).

Adaptar los melanocitos al sol es más complejo. ¿Por qué? Porque básicamente lo que hacen todas las mujeres que tienen manchas es bloquear el sol con un factor máximo. Esta solución es interesante en una primera fase, porque sabemos que es el sol el responsable de la producción de manchas y sin sol, menos manchas. Pero no será interesante si deseamos que la piel se adapte poco a poco al sol y una radiación mínima no provoque de nuevo manchas.

Porque si no readaptamos la piel al sol, sea cual sea el tratamiento que hayamos aplicado, ésta volverá a generar manchas ante la mínima exposición solar. Por eso yo siempre digo que una piel que se ha “curado” de las manchas es una piel que puede exponerse al sol sin problemas, poniéndose morena naturalmente y sin nuevas hiperpigmentaciones.

Seguiremos hablando de soluciones en futuros capítulos. Si tienes preguntas,  ¡Escríbeme!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s